Historia y Beneficios de la Tubería de Polietileno

Tecnología avanzada en drenaje TADSA empresa dedicada a la comercialización de tuberías corrugadas de polietileno de alta densidad y a la fabricación de accesorios y conexiones, ofreciendo una amplia gama de productos entre ellos se encuentra la tubería corrugada en diámetro, con diámetros de 4″ hasta 48 ” para usos, pluvial, sanitarios, e industrial, drenajes químicos, drenajes agrícolas, mineras y alcantarillas para carreteras y accesorios como tees, yees, codos, tapones, uniones, reducciones, adaptadores cada uno adecuado a un empaque de hule.

Este documento ha sido traducido y compilado en base a los Manuales Técnicos elaborados por la CPPA en los Estados Unidos.

TUBERIA CORRUGADA DE POLIETILENO DE ALTA DENSIDAD

Desde hace treinta años, la tubería corrugada de polietileno de alta densidad ha demostrado por si misma ser una tubería resistente, químicamente inerte y viable para su uso en aplicaciones de alcantarillado sanitario y pluvial alrededor del mundo. En 1996, la industria de la tubería corrugada produjo más de un billón de pies (304 millones de metros lineales) de tubería – y el número continúa en aumento – mientras un número cada vez mayor de usuarios y especificadores se informan de sus ventajas con relación a tuberías tradicionales como ser el concreto y el metal.

A pesar de que la tubería corrugada de polietileno de alta densidad ha sido exitosamente utilizada por décadas en una variedad de aplicaciones de drenaje, es relativamente nueva en comparación a las fabricadas de concreto y metal. Con todo, la especificación y el uso de la tubería corrugada de polietileno de alta densidad van aumentando en forma muy rápida en base a sus importantes ventajas como ser su marcado flujo hidráulico y su incomparable resistencia química y abrasiva, en relación a otros materiales. La tubería corrugada de polietileno de alta densidad es también fácil de instalar y no presenta riesgos para el medio ambiente.

Estudios recientes de investigadores independientes del Southwest Research Institute en San Antonio, Texas; Universidad de Western Ontario, London, Ontario; Laboratorios Hauser en Boulder, Colorado; y el Instituto de Tuberías Plásticas confirman estas conclusiones. Estos estudios proporcionan investigaciones sólidas que respaldan su resistencia, vida útil y capacidades de diseño estructural.

COMPARACION CON OTROS MATERIALES EN LO QUE SE REFIERE A RESISTENCIA ESTRUCTURAL

La tubería corrugada de polietileno de alta densidad ha sido instalada con mucho éxito en profundidades tan superficiales como pueden ser 12 pulgadas con cargas H-20 (32,000 lbs por eje) y tan profundas como ser 104 pies. La tubería flexible soporta profundidades bajo tierra mayores que la tubería rígida bajo condiciones de relleno similares, debido a que la tubería flexible desplaza la carga al suelo, y el suelo soporta la carga en vez de la tubería.

Estudios recientes efectuados por el Southwest Research Institute (SwRI) demuestran que un desarrollo de resquebrajamiento lento no es un factor en aplicaciones que utilizan productos de polietileno de alta densidad. Las vidas útiles se espera excedan 75 años.

PROCEDIMIENTO DE INSTALACION DE LA TUBERIA CORRUGADA DE POLIETILENO DE ALTA DENSIDAD

La Norma ASTM D2321 es la práctica de instalación estándar para toda tubería termoplástica para aplicaciones no presurizadas, incluyendo la tubería corrugada de polietileno de alta densidad. Instalaciones reales, simulaciones en computadora y pruebas, confirman que estas técnicas de instalación resultan en un eficiente funcionamiento de la tubería. Es más, las recomendaciones sobre instalación tienden a ser altamente conservadoras. El requerimiento típico de calidad mínima de relleno en la Norma D2321 es comparable a la calidad típica de relleno recomendada para RCP. Esto crea una transición fácil para los contratistas.

RELACION CON EL COSTO

Cuando se toma en consideración el costo total de un sistema de drenaje, muchos factores hacen que la tubería de polietileno de alta densidad sea la solución más eficaz en relación con el costo. El peso ligero de la tubería corrugada de polietileno de alta densidad ocasiona un ahorro significativo en costos de mano de obra y equipo. Se requiere de menor mantenimiento debido a su resistencia ante la corrosión y abrasión. La vida útil es sustancialmente mayor que la de tuberías de otro material, incluyendo concreto y metal. Se obtienen también ahorros adicionales debido que no se necesita de una inversión futura de dinero para fines de reparación de la tubería corrugada de polietileno de alta densidad. Actualmente, cientos de millones de dólares se gastan anualmente para rehabilitar tuberías de concreto y de arcilla.

DURABILIDAD DE LA TUBERIA CORRUGADA DE POLIETILENO DE ALTA DENSIDAD

El polietileno de alta densidad es uno de los plásticos de mayor inercia química, y es por lo tanto extremadamente resistente a los químicos y a la corrosión. Esto otorga a la tubería corrugada de polietileno de alta densidad la ventaja de una mayor resistencia en comparación a las tuberías de concreto y de metal.

Un estudio efectuado en la Universidad Estatal de California, en Sacramento, demostró que aunque la tubería corrugada de polietileno de alta densidad tiene una pared mucho más delgada que la de concreto, es más resistente a la abrasión, y la tubería corrugada de polietileno de alta densidad tiene una duración 45% mayor a la de concreto bajo condiciones de mayor agresividad.

El polietileno de alta densidad ha demostrado, a través de pruebas y aplicaciones reales, que cumplirá o aun, que excederá los requisitos de vida útil para aplicaciones de drenaje de aguas pluviales y de alcantarillado sanitario. Una vida útil de setenta años o más se proyecta en áreas donde el polietileno de alta densidad corrugado es especificado.

ESTANDARES CON LOS QUE CUMPLE LA TUBERIA CORRUGADA DE POLIETILENO DE ALTA DENSIDAD

La tubería corrugada de polietileno de alta densidad cumple con los estándares ASTM F 405 y ASTM F667 y también con AASHTO M252, AASHTO M294 y AASHTO MP7-97 – los estándares de materiales que son aceptados por cada uno de los Estados en los Estados Unidos para aplicaciones de flujo de gravedad. La tubería corrugada de polietileno de alta densidad también cumple con las Normas de la Sociedad Canadiense de Estándares, CAN/SA B182.6.